1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://sexo.about.com/od/Categoria-Dificultad-Sexual/a/Maneras-Encender-Deseo-Sexual-Femenino.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Siete maneras de encender el deseo sexual femenino

Cómo lograr que una mujer se conecte con su sexualidad y erotismo

Por

©Richard Gailey/Creative Commons
©Richard Gailey/Creative Commons

El deseo sexual femenino puede ser muy arisco y elusivo. Los cambios hormonales, el uso de ciertas medicinas y el impacto de algunas situaciones – como el estrés diario y los problemas en la relación de pareja – pueden apagarlo casi por completo. No es en vano que el bajo nivel de deseo es la dificultad sexual más frecuente en las mujeres.

Cuando el deseo erótico femenino es muy bajo, la mujer puede ni siquiera percibir que existe una carencia en su vida sexual. En estas circunstancias, el desinterés por el sexo no constituirá para ella un problema, hasta que se dé cuenta de su situación. Sin embargo, para otras mujeres y sus parejas, el nivel escaso de libido (deseo sexual), sí constituye una dificultad que puede generar malestar psicológico y afectar la relación.

A continuación encontrarás algunas maneras sencillas y efectivas que pueden ayudarte a avivar tu deseo sexual. Esta energía siempre está presente y circula constantemente por tu cuerpo, aunque a veces parezca que haya desaparecido por completo. Es importante que tomes en cuenta que las causas del bajo deseo pueden ser múltiples y complejas, por lo que pudieras necesitar de la ayuda de un médico y de un psicoterapeuta para atender tu situación.

1. Cultiva tu energía vital

El deseo es una manifestación de la energía sexual, que a su vez – según la medicina tradicional china – forma parte de nuestra energía vital o chi. Cuando estamos carentes de salud y vitalidad, cansados, estresados o desanimados emocionalmente, tendremos muy poco deseo sexual. Por el contrario, cuando experimentamos la vida con alegría y pasión, y gozamos de buena salud, también esto se manifestará en nuestra vida sexual. Por ello, la primera recomendación es que realices actividades para recargar a diario tu chi: come alimentos sanos, frescos y nutritivos, realiza ejercicios físicos al menos tres veces a la semana, camina por un parque o en el campo para tener contacto con la energía de la naturaleza, medita para aquietar el cuerpo y la mente, y así conectarte con la paz y la alegría interior.

2. Cuídate emocionalmente

Las emociones afectan la sexualidad y el nivel de deseo femenino hasta el punto que pueden bloquear por completo el erotismo. La depresión y la ansiedad afectan el deseo sexual, por lo que es importante recibir el tratamiento profesional adecuado, si estos estados son persistentes, ya que también afectan otras áreas de vida. Algunos medicamentos antidepresivos también pueden reducir el deseo sexual y la capacidad para alcanzar el orgasmo, por ello, es importante que preguntes a tu médico sobre los efectos secundarios del tratamiento farmacológico que estés recibiendo. Algunas formas de descargar las tensiones y canalizar positivamente las emociones incluyen: comunicar tus sentimientos de manera asertiva y oportuna, amarte y valorarte a ti misma con tus fortalezas y debilidades, establecer relaciones afectuosas y no dependientes con otras personas, tener un trabajo satisfactorio, realizar alguna actividad que te brinde satisfacción y alegría, tener tiempo libre para ti misma en tu rutina diaria, sanar las heridas del pasado, perdonar y abrir tu corazón para dar y recibir amor.

3. Aprovecha tu imaginación

Según los terapeutas sexuales, el cerebro es nuestro órgano sexual más importante. Lee poesía o novelas románticas que tengan un toque de erotismo, o sean francamente sugerentes, según sea tu gusto. Lo importante es que toquen tus fibras internas y te hagan vibrar. Imagina escenas y fantasías sexuales, donde tú seas la protagonista, junto a un personaje real o imaginario. No censures tus pensamientos, sensaciones o emociones. Siéntete libre de experimentar altas dosis de placer sensual gracias a tu creativa imaginación. Compra o alquila una película erótica o pornográfica que despierte tus sentidos y disfrútala junto a tu pareja hasta que ustedes se conviertan en los actores principales.

4. Despierta la energía femenina en tu cuerpo

Hay muchas técnicas para que te conectes con tu energía femenina. Una primera forma consiste en realizar consciente y lentamente ejercicios de contracción y relajación de los músculos que rodean la vagina (ejercicios Kegel), a la vez que la sientes desde “tu interior”. Otro buen ejercicio consiste en colocar tus manos sobre tu útero y ovarios y visualizarlos como un hermoso templo de tu feminidad, de hermosos y radiantes colores. Una manera agradable y divertida de conectarte con tu energía sexual femenina es practicar danzas tribales – con sonidos de tambores – o danza del vientre, donde movilizas y sueltas tu zona pélvica, liberando tensiones en esa área. Tus movimientos en general, se volverán más fluidos y armoniosos. Imagina que eres una diosa danzando y comenzarás a irradiar una maravillosa energía femenina.

5. Prepárate física, mental y emocionalmente para el encuentro sexual

Programa una cita para hacer el amor y ese día dedica tiempo para conectarte con tu propia sensualidad y erotismo antes de reunirte con tu pareja. Disfruta de un baño con agua tibia, burbujas, música suave y velas aromáticas. Acaricia tu cuerpo mientras le das un suave masaje con una crema de deliciosa y afrodisíaca fragancia, como el chocolate. A lo largo del día imagina fantasías eróticas que vayan despertando progresivamente tus sentidos. Imagina cómo se sentirá el roce de tu pareja en tu piel, sus besos y caricias, imagina cómo será el placer de sentirlo dentro de ti, sus cuerpos unidos estrechamente.

6. Cultiva tu relación de pareja

El deseo sexual en la mujer está muy relacionado con el amor y el grado de conexión emocional que sienta con su pareja. Lo que ocurre fuera del dormitorio afectará lo que ocurre en la intimidad. Por ello, dentro de tus prioridades de cada día, es esencial que siempre dediques tiempo a cultivar la relación con tu pareja a través del compañerismo, el juego y la comunicación. Recurre a la terapia de pareja, si ello es necesario. Para que la pasión pueda fluir en una pareja, ambos deben sentirse a gusto y en confianza en presencia del otro, libres para expresarse con autenticidad, y dispuestos a reír y disfrutar de la vida juntos.

7. Recurre a lo nuevo e inesperado

La vida es un balance entre la estabilidad y el cambio constante. Queremos una relación de pareja estable y comprometida, pero el otro lado de la moneda puede ser la rutina, la monotonía y el aburrimiento. Para evitar esto, tenemos que estar dispuestos a aprender y a experimentar constantemente. Esto añadirá pasión a tu vida y a tu sexualidad. Decora tu habitación de manera que invite a hacer el amor, prueba lugares distintos al dormitorio, compra lencería hermosa y sugerente y úsala (no esperes a una ocasión en especial), utiliza juguetes sexuales – dildos, vibradores, plumas, etc. – a solas y durante el sexo con tu pareja. Despréndete de los esquemas y atrévete a mostrar tu parte inventiva, sugerente y sensual y, ¿por qué no?, tu lado más salvaje también. Juega y disfruta más, deja a un lado lo que no es prioritario, y aprovecha cada momento, que no volverá a repetirse en tu vida.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.