1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://sexo.about.com/od/Categoria-Conoce-Sexualidad/a/El-Momento-Oportuno-Para-Penetrar.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

¿Cuándo es el momento oportuno para penetrar?

La mujer necesita estar preparada para la penetración

Por

©Gerry Thomasen/Creative Commons

La naturaleza también expresa su sensualidad

©Gerry Thomasen/Creative Commons
Updated October 19, 2012

Penetrar en la relación sexual no es simplemente entrar. Existe un arte de penetrar, una manera de introducirse en el cuerpo del otro con amor, pasión y respeto. Filosofías espirituales como el Tantra y el Taoísmo recomiendan siempre “pedir permiso”, antes de entrar al recinto sagrado que es el cuerpo del otro. Aunque no compartas estos principios, respetar el espacio físico y psicológico de tu pareja es muy importante. Por ello, antes de penetrar, asegúrate que ella se encuentre preparada para recibirte.

Si tu pareja es mujer, recuerda que su respuesta de excitación sexual es más lenta que la del hombre, por lo que es necesario tomar un tiempo para estimular sensualmente las distintas zonas erógenas de su cuerpo. No es un capricho de la mujer, sino un proceso neuroendocrino que requiere de un cierto tiempo para llevarse a cabo. Por ejemplo, cuando una mujer no está excitada sexualmente aún, se pueden requerir hasta 20 minutos de estimulación de los senos – como caricias circulares en los senos y pezones, succión de los pezones – para que ocurra una respuesta de excitación en los genitales (lubricación vaginal y vasocongestión de la vulva).

Aunque cada mujer es distinta, a mayor nivel de excitación previa, como sucede cuando una relación de pareja está comenzando, menos tiempo se requerirá para que ella se encuentre preparada para la penetración. Por el contrario, cuando la mujer tiene en su mente todas sus responsabilidades diarias, está sometida a una situación de estrés constante o a emociones negativas que la están afectando, mayor será el tiempo requerido para que ella se conecte nuevamente con su propio erotismo, y logre también una conexión física y emocional con su pareja. Lo más recomendable es que la pareja se acaricie mutuamente de manera lenta y sensual, sin apuros, tan sólo dejándose llevar por el juego amoroso y disfrutando del momento.

Presta atención a los siguientes signos perceptibles de excitación sexual en la mujer, lo que te indicará si el momento es oportuno para realizar la penetración.

  • Respiración más rápida
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Erección de los pezones
  • Leve agrandamiento de los senos
  • Congestión (agrandamiento, esponjamiento y enrojecimiento) de la vulva: clítoris, labios mayores y menores
  • Enrojecimiento de ciertas zonas del cuerpo, por ejemplo, la zona del pecho y abdómen
  • Lubricación de la vagina

Además de observar estos signos, procura preguntar a tu pareja si desea la penetración. La forma de preguntar y responder puede convertir este momento en una experiencia altamente erótica. La comunicación abierta y confiada entre ambos siempre será de mucha ayuda. Para hablar con honestidad sobre sexualidad, hay que conocerse a sí mismo y liberarse de sentimientos de vergüenza y prejuicios.

Para el hombre, puede no ser fácil controlar su deseo de penetrar cuando su nivel de excitación es alto. Sin embargo, por el bien de tu relación, aprender a esperar a tu pareja será un aprendizaje que los beneficiará a ambos. Puede significar para la mujer una inmensa diferencia, de sentirse agredida – e inclusive violada – a sentirse amada, apreciada y valorada. Recuerda que la sexualidad de la mujer se inicia desde el corazón, es decir, desde sus sentimientos y emociones. Un corazón femenino cerrado dará como resultado una sexualidad bloqueada y una ausencia de erotismo en su cuerpo y en sus emociones.

Es muy importante que sepas que una penetración hecha antes de tiempo, puede generar tras la relación sexual fuertes dolores en la zona pélvica de la mujer, debido a la ausencia de lubricación y al constante golpeteo del pene contra el cuello uterino. Los últimos dos tercios de la vagina se alargan y el útero se “levanta” naturalmente – dejando libre paso al pene – sólo cuando la mujer está suficientemente excitada.

Ten siempre presente que esperar a que tu pareja se encuentre preparada para la penetración no significa perder el tiempo ni tampoco postergar tu propio placer. No temas tampoco perder tu erección, la estimulación sensual la mantendrá despierta. En la relación íntima sucede que mientras más placer das, más placer recibes a cambio. Cuando tu pareja se encuentre realmente dispuesta a que la penetres, notarás una gran diferencia en la cualidad del encuentro sexual: mayor nivel de deseo, mayor excitación, más apertura a recibirte física y psicológicamente y mayor entrega emocional, lo que los transportará a ambos hacia mayores niveles de placer, gozo y éxtasis sexual.

Cuando la penetración es oportuna es un acto delicioso, muy placentero e intensamente anhelado por ambos. Luego de la penetración, comienza el juego amoroso entre el pene y la vagina, a través de la infinita variedad de empujes y movimientos creativos que puedes realizar.

Fuentes:

Masters, W.H., Johnson, V.E. y Kolodny, R.C. (1987). La sexualidad humana. Tomo 1.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.