1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://sexo.about.com/od/Categoria-Tantra/a/Ejercicios-Tao-Istas-Para-Fortalecer-El-Pene.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Ejercicios taoístas para fortalecer el pene

Cómo aumentar la energía y potencia de la erección

Por

©Maleva Apaixonada/Creative Commons

Yamaguchi, templo budista en Japón

©Maleva Apaixonada/Creative Commons
Updated September 07, 2013

Nuestra cultura occidental se ha enfocado – a veces en exceso y con preocupación – en el tamaño del pene. La industria de la pornografía nos muestra dimensiones que no son las que encontramos en la gran mayoría de los hombres. Esta inquietud por el tamaño del pene también existió en otras épocas de la historia, sin embargo, culturas como la china antigua, se orientaron en fortalecer el pene y sus erecciones como una forma de aumentar el placer del hombre y su pareja, y reducir angustias innecesarias.

Las prácticas sexuales taoístas tienen ejercicios especialmente diseñados para cultivar la energía vital, incluida la sexual, y para mejorar el funcionamiento sexual de mujeres y hombres. Los siguientes ejercicios pueden ser de ayuda para tener una erección más fuerte que se mantenga a lo largo de toda la relación íntima, así como para potenciar tu energía sexual masculina (yang) y tu nivel de deseo.

Como parte de tu programa de fortalecimiento sexual, recuerda alimentarte de manera saludable, realizar ejercicios físicos – incluidos los ejercicios Kegel, que te ayudarán a fortalecer los músculos pélvicos – y visita antes tu médico, si tuvieras algún síntoma o condición de salud importante que deba ser tratado Comienza con pocas repeticiones de cada ejercicio y auméntalas progresivamente. La idea es movilizar la energía y disfrutar también de la práctica, sin producir agotamiento.

Masaje de testículos para cultivar la energía sexual

Este ejercicio permite generar y recuperar la energía sexual masculina. A través de este masaje se aumenta la producción de testosterona, una hormona sexual que es producida en los testículos. Sirve para fortalecer la energía sexual y la salud en general, así como para aliviar cualquier presión en los testículos que pudieras sentir después del coito. El maestro taoísta Mantak Chia sugiere realizar los siguientes pasos:

  • En primer lugar, frótate las manos para calentarlas y movilizar la energía sanadora que hay en ellas.
  • Con tu dedo índice y pulgar toma uno de tus testículos y masajéalo con suavidad, pero firmeza a la vez, durante uno o dos minutos. Si sientes algún dolor continúa con el masaje suave hasta que desaparezca. El dolor es señal de algún bloqueo y el masaje ayudará a llevar energía y sangre a esa zona, con lo que se disolverá el bloqueo. Luego haz lo mismo con el otro testículo.
  • A continuación, levanta tu pene y con el dedo medio golpea suavemente tus testículos por dos minutos. Este masaje los vigoriza y aumenta la producción de esperma.
  • Por último, sostén tu pene y escroto entre tus dedos índice y pulgar, y hálalos hacia delante, mientras empujas tus músculos pélvicos hacia atrás. Luego hala hacia la izquierda mientras diriges los músculos pélvicos hacia la derecha, y viceversa. Finalmente hala tu pene y escroto hacia abajo, a la vez que diriges tus músculos pélvicos hacia arriba. Se recomienda repetir esta secuencia de ejercicios 9, 18 o 36 veces. Ayuda a mantener los conductos espermáticos sanos.

Elevar pesas para aumentar la fuerza

Este ejercicio consiste en sostener pesos pequeños con el pene erecto para aumentar su fuerza. Ata dos objetos a tu pene con una cuerda de 10 a 12 centímetros: uno en la base del pene y otro cerca del glande. Ambos objetos deben pesar en total unos 120 gramos. Se sugiere levantar este peso de 20 a 40 veces al día. Puedes aumentar un poco el peso a medida que aumente tu fuerza, pero no exageres ni te esfuerces en exceso. No se trata de una competencia.

Lograr una erección de hierro

El siguiente ejercicio está basado en una práctica que realizaban los monjes budistas para fortalecer sus manos y poder romper ladrillos y madera con ellas. Para hacer más fuerte tu pene, llena un recipiente con arena seca y suave. Cubre tu pene con un condón y luego – ya erecto – sumérgelo en la arena, como si estuvieras penetrando en ella. Hazlo con suavidad y firmeza a la vez, evitando movimientos rápidos y bruscos que podrían ocasionar lesiones en tu pene. Comienza con 20 repeticiones diarias y aumenta poco a poco hasta realizar 100 repeticiones.

Fuentes:

Chang, J. (1997). El Tao del amor y el sexo.

Chia, M. y Abrams, D. (2006). El hombre multiorgásmico.

Shen, Zaihong (2003). Sexo que cura: el poder del yin y el yang.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.