1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://sexo.about.com/od/Categoria-ETS/a/VPH.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

VPH: Virus del Papiloma Humano

Por

©Alvesgaspar/Creative Commons
©Alvesgaspar/Creative Commons
Updated May 01, 2012

La sexualidad te permite acceder a altos niveles de placer y alcanzar estados sublimes de éxtasis amoroso. Sin embargo, si no lo practicas de manera responsable y segura podrías contraer alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). Algunas de ellas tienen tratamiento, y otras, aún hoy, lamentablemente son incurables.

En esta oportunidad te explicamos lo esencial acerca del Virus del Papiloma Humano o VPH.

Qué es y qué produce:

El VPH es un virus que puede afectar a hombres y mujeres en las superficies cutáneas y genitales (cuello uterino, vagina, vulva, recto, uretra, pene y ano). De acuerdo al Centers for Disease Control and Prevention ubicado en Atlanta, el VPH es actualmente la ETS más común en los Estados Unidos, y se estima que más de la mitad de los hombres y las mujeres sexualmente activos serán infectados por el VPH en algún momento de sus vidas.

Existen más de 100 diferentes tipos de VPH y en la mayoría de los casos, las infecciones por este virus no son serias, no presentan síntomas, son transitorias y desaparecen sin tratamiento.

Se conocen alrededor de 30 tipos de VPH genitales. Algunos pueden ocasionar cambios en las células del cuello uterino que de no tratarse a tiempo podrían convertirse en células cancerosas en algunas mujeres. Por esta razón, toda mujer sexualmente activa, o a partir de los 18 años, debe realizarse la citología vaginal (pruebas de Papanicolau) una vez al año. Este método detecta hasta el 90% de los cánceres cervicales (también llamado cáncer de cuello uterino), inclusive antes de la aparición de los síntomas. A nivel mundial, el cáncer cervical es el tercer tipo de cáncer más frecuente en las mujeres, y casi todos los cánceres cervicales son causados por el VPH. Alrededor del 50% de todos los cánceres de cuello uterino ocurren en mujeres que nunca se han realizado sus citologías. Es importante saber que la detección y el tratamiento tempranos de las lesiones precancerosas producidas por el VPH pueden prevenir la evolución del cáncer cervical .

En los hombres infectados por los tipos de VPH de alto riesgo podría haber lesiones o cáncer de pene y ano.

Otros tipos de VPH genitales pueden ocasionar verrugas genitales tanto en hombres como en mujeres, y cambios benignos en el cuello uterino. Cerca de un 1% de los adultos sexualmente activos tendrá verrugas genitales visibles en algún momento.

El VPH no es lo mismo que el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH, que causa el SIDA) o que el Virus del Herpes Simple (VHS, que causa las llagas en la boca y algunos herpes genitales).

Cómo se contrae:

El VPH se contrae con más frecuencia durante el contacto genital con penetración (relaciones sexuales vaginales o anales). Otros tipos de contacto genital sin penetración (oral-genital, manual-genital y genital-genital) pueden causar una infección por el VPH, sin embargo, esos modos de transmisión son mucho menos comunes que la relación sexual con penetración.

El VPH ocurre tanto en parejas heterosexuales (distintos sexos) como homosexuales (un mismo sexo, sea femenino o masculino). El VPH no se adquiere por usar baños públicos ni piscinas.

Factores de riesgo:
  • Tener múltiples compañeros sexuales
  • Tener una pareja que tenga muchos compañeros sexuales
  • Tener una pareja nueva. Como dato interesante tenemos que cada nueva pareja sexual aumenta 10 veces el riesgo de contraer el VPH
  • Tener relaciones sexuales sin protección (condón)
Tratamiento:

Existen pocos indicios que el tratamiento de las lesiones asociadas al VPH (verrugas genitales y lesiones precursoras del cáncer cervical) puedan prevenir la transmisión del VPH. Hasta el momento se considera médicamente que el VPH no tiene cura inventada, pero se tiene la certeza de la curación espontánea en la mayoría de los casos. Según el Centers for Disease Control and Prevention "..los estudios han demostrado que el 70% de las infecciones recientes por VPH desaparecen en un periodo de 12 meses, y tanto como el 91% han desaparecido en 2 años.”

Debido a la posibilidad que las lesiones asociadas el VPH se conviertan en cáncer, la mejor estrategia consiste en enfocarse en su prevención y detección.

Cómo prevenirlo:
  • Conocer bien a tu pareja, y reducir el número de parejas sexuales si tienes una vida sexual con muchas parejas distintas.
  • Evitar la práctica del sexo genital y oral sin protección si tienes múltiples parejas, no conoces bien a tu pareja o sospechas que tu pareja tiene otras parejas sexuales.
  • La monogamia parece ser la mejor manera de prevenir una infección. No obstante, aún así, es muy difícil saber si tu pareja está infectada o no ya que la mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas.
  • El uso del condón puede reducir el riesgo de contraer enfermedades asociadas al VPH (verrugas genitales y cáncer cervical), sin embargo, la infección por el VPH puede ocurrir en áreas que no están cubiertas o protegidas por el condón (vulva, escroto, o área perianal).
  • Actualmente existe una vacuna que se administra a las mujeres, llamada Vacuna Cuadrivalente contra el VPH, que protege contra cuatro tipos de VPH que son responsables del 70% de los cánceres cervicales y del 90% de las verrugas genitales. En el año 2006, esta vacuna fue autorizada en los Estados Unidos por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). Para mayor información sobre esta vacuna, te recomendamos que consultes con tu médico.

Si eres una mujer sexualmente activa debes realizarte siempre tus exámenes ginecológicos anuales para así detectar a tiempo enfermedades graves como el cáncer de cuello uterino. La infección cervical por VPH se asocia al 90% de los casos de cáncer de cuello uterino. Este simple pero efectivo examen ha permitido reducir el número de muertes en más de un 50%. Sin embargo, a pesar de sus beneficios, casi el 40 % de las mujeres de los países desarrollados no se realiza este examen cada año.

Fuentes:

Centers for Disease Control and Prevention

Manual Merck de Información Médica para el Hogar

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.