1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://sexo.about.com/od/Categoria-Conoce-Sexualidad/a/Enfermedades-Y-Trastornos-Pene.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Enfermedades y trastornos que afectan el pene

Acude al médico si tu pene presenta alguno de estos síntomas o condiciones

Por

El pene es un órgano muy importante dentro de la anatomía masculina, ya que permite la emisión de la orina, el semen y participa en la relación sexual. El pene es además la zona del cuerpo por medio de la cual el hombre, desde la temprana infancia, adquiere el sentido de su identidad masculina.

El pene es un órgano sensible – capaz de percibir una alta gama de sensaciones placenteras en toda su superficie – y lo suficientemente fuerte como para hacer posible la penetración durante el coito. Sin embargo, el pene puede sufrir de algunas enfermedades y condiciones que impiden el normal funcionamiento de la sexualidad masculina y, en ocasiones, la fertilidad. Consulta a tu médico si presentas alguno de las siguientes trastornos o enfermedades, en algunos casos, de inmediato:

  • Fimosis. Afección poco común que ocurre cuando el orificio del prepucio es demasiado estrecho e impide que el glande sea descubierto, ya sea en estado de flacidez o durante la erección. Por lo general, a mediados de la niñez el prepucio estará en capacidad de retraerse por completo, como resultado de los movimientos al orinar y de las constantes erecciones. Esta condición impide el correcto aseo del pene y las relaciones sexuales pueden ser dolorosas. También puede generar infecciones urinarias y balanitis. La fimosis se puede tratar con el estiramiento manual suave del prepucio. También se suele recurrir a la circuncisión médica - cirugía en la que se retira completamente el prepucio – o tratar mediante otro tipo de cirugía, menos traumática, que permite preservar el prepucio.
  • Parafimosis. Después de la erección o como resultado de una lesión en el glande, el prepucio se queda pegado detrás de éste. Si esto sucede por un tiempo prolongado, impide el flujo de sangre en el pene, y puede ocasionar hinchazón o dolor. Es una emergencia médica que debe ser atendida de inmediato, ya que puede tener serias complicaciones. Cuando se deja por un tiempo prolongado, la falta de sangre en el pene, puede causar la muerte de los tejidos. En estos casos, a veces es necesario amputar el pene.
  • Balanitis. Inflamación de la piel que cubre el glande del pene. Los síntomas incluyen enrojecimiento, dolor, hinchazón, sarpullido y secreción con olor desagradable. Generalmente sucede cuando la higiene es deficiente y se acumulan entre el prepucio y el glande sustancias oleosas del cuerpo, células muertas de la piel, sudor y bacterias. También puede producirse la inflamación debido al uso de jabones muy fuertes, o por no enjuagarse bien el jabón. La balanopostitis es un trastorno similar, pero en este caso se inflaman el prepucio y el glande.
  • Priapismo. Erección persistente que no desaparece, pudiendo durar varias horas, e inclusive varios días. Este tipo de erección suele ser dolorosa, y no tiene relación con la excitación sexual por lo que no se quita con el orgasmo. Ocurre cuando la sangre que llega al pene no drena adecuadamente, debido a múltiples causas, entre ellas el uso de ciertos medicamentos (antidepresivos, antihipertensivos), lesión en los genitales y problemas en la médula espinal. Es necesario tratar el priapismo, ya que una erección prolongada puede producir una cicatriz en el pene.
  • Enfermedad de Peyronie. Trastorno ocasionado por la formación de una placa – o bulto duro – en el pene, lo que causa una curvatura durante la erección. Esta placa puede desarrollarse en el lado superior o inferior del pene. La enfermedad puede ser leve, y en este caso desaparece por sí sola tras unos meses, y sólo se manifiesta como una inflamación del pene. En los casos severos, la enfermedad dura años, la placa se endurece y se reduce la flexibilidad. Esto obliga al pene a doblarse o arquearse durante la erección, la que puede ser muy dolorosa. Los casos severos pueden requerir de una intervención quirúrgica.
  • Epispadias. Es una rara anomalía congénita – presente al nacer – donde la abertura de la uretra se encuentra en la parte superior o al lado del pene, en vez de estar en la punta del glande. Se trata mediante cirugía.
  • Disfunción eréctil. Consiste en la dificultad para lograr o mantener una erección, y puede ser una señal de que otro problema de salud está ocasionado esta dificultad sexual, como vasos sanguíneos tapados o lesiones nerviosas ocasionadas por diabetes. Por ello, es de suma importancia que acudas al médico si estás presentando signos de disfunción eréctil.
  • Cáncer de pene. Es una forma poco frecuente de cáncer, que puede curarse si se detecta a tiempo. Se desconoce la causa exacta del cáncer de pene, sin embargo, existen ciertos factores de riesgo: la presencia de esmegma (sustancia grasosa de mal olor que se acumula debajo del prepucio cuando la higiene no es minuciosa) que causa irritación e inflamación en el pene; fumar; antecedentes de verrugas genitales o de virus del papiloma humano (VPH); y la edad, ya que la mayoría de los casos ocurre en hombres mayores a 50 años. Los síntomas del cáncer de pene consisten en bultos, granos, verrugas o úlceras indoloras en el pene (generalmente en la punta), y en las etapas más avanzadas se puede experimentar dolor, sangrado y una descarga anormal que sale del pene.

Fuentes:

Cleveland Clinic. Trastornos del pene. Recuperado el 23 de noviembre de 2012.

MedlinePlus. Enfermedades del pene. Recuperado el 23 de noviembre de 2012.

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.